Make your own free website on Tripod.com

TEMAZCAL-CAMPAMENTO XILONEN

XILONEN
Introducción
Un Poco De Historia
Caracteristicas Curativas
¿POR QUE? TEMAZCAL "XILONEN"
Album de Fotografias
TEMAZCAL XILONEN Opción Grupos Escolares

UN POCO DE HISTORIA

 

En tiempos de La Conquista, los baños se encontraban en todos lados del centro y sur de México. Cuando los conquistadores Españoles llegaron a América, encontraron una ciencia médica desarrollada basada en la herbolaria. Los españoles se pasmaron ante las maravillas de la medicina de los americanos pero

contradictoriamente consideraron a estas prácticas como rituales ajenos al cristianismo y los catalogaron como prácticas bárbaras incluyendo al temazcal. No solamente asociaron el ritual del Temazcal con creencias paganas, como a toda la medicina tradicional antigua, sino que además lo consideraron el ritual más espantoso y diabólico de todos, por entrar los bañistas de ambos sexos juntos y desnudos.

Los españoles se convencieron que algún tipo de indecibles orgías tenían lugar dentro de los baños, prohibieron su práctica y ordenaron su destrucción. En la Orden y Código Penal del Gobierno de Indias, proclamada por Carlos V, Rey de España, se declaró que; “Indios que no estuvieran enfermos no se podían bañar en estos baños calientes bajo la pena de cien latigazos durante dos horas públicamente”. Al poco tiempo, la proscripción se extendió a los enfermos también.

Pero había algunos entre los conquistadores que se  impresionaron más favorablemente por esta práctica y, afortunadamente para nosotros, registraron las impresiones de lo qué ellos habían visto. En el Códice Magliabechi, se presenta un epígrafe debajo de un dibujo nativo de un temazcal, que observa: "Este es un dibujo de los baños de estos Indios que ellos llaman el temazcalli. A la puerta del baño se encontraba una mujer que representaba a TEMAZCALTOCI “La Abuela de los Baños de Vapor” quien fungía como defensora del enfermo, y cuando una persona enferma va a los baños, hace un ofrecimiento y estrecha su cuerpo con la tierra en  veneración a la fuerza generadora que ellos llaman Tezcatlipocatl

TEZCATLIPOCA
tezcatlipca-1.jpg
FUERZA GENERADORA

TONANTZIN
coatlicue-1.jpg
TAMBIEN CONOCIDA COMO LA COATLICUE "LA MADRE DE LOS DIOSES" O TAMBIEN "NUESTRA ABUELA"

quien era una de las fuerzas principales del cambio interno. Ellos usan en estos baños otros relicarios infames y muchos indios desnudos se bañan y cometen grande fealdad y pecados en este baño".

Sahagún, el industrioso fraile franciscano quien registró mucha de la vida de los antiguos mexicanos de sus días, nos cuenta que: "El temazcal se usa primeramente en la convalecencia de muchas enfermedades, para que ellos sanen más rápidamente. Toda la gente enferma se beneficia de estos baños". Y a continuación enumera enfermedades que consideró especialmente correspondientes al baño de sudor: los traumas, huesos rotos, contusiones, forúnculos y problemas de piel, entre otros. Menciona también, que es bueno para que las mujeres en cinta, que estén cerca de dar a luz, cuenten allí con las parteras quienes pueden hacer las cosas seguras para que el nacimiento sea más fácil... “y es también bueno para la madre después de haber dado a luz, para que ella sane y purifique la leche".

Otro de los tratadistas sobre las costumbres de los antiguos mexicanos, Clavijero, observa que: “los temazcallis han siempre de ser usados en muchas enfermedades, especialmente en fiebres ocasionadas por alguna forma de estreñimiento de los poros y en esos que se han lastimado o picado por algún animal venenoso. Es también un remedio efectivo para esos que necesitan conseguir librarse de humores gruesos y tenaces. Cuando se necesita un sudado más copioso, es menester que la persona enferma se ponga cerca del techo del baño donde el vapor es más concentrado. Se usa también en el tratamiento de huesos fracturados, sífilis, lepra, dolores en el pecho y dorso, manchas y crecimientos sobre la piel, golpes y contusiones, pescuezos yertos,..."

En la cultura náhuatl del centro de México, la fuerza protectora o “diosa” del baño de sudor era Temazcaltoci, "La Abuela de los Baños". Ella era, realmente, una de las manifestaciones de la diosa Tonantzin (también conocida como La Coatlicue) "La Madre de los Dioses", o también, "Nuestra Abuela", la diosa principal entre las más altas divinidades náhuatl. Sahagún dice de ella que: "...esta diosa era la diosa de la medicina, de las yerbas  medicinales y de los medicinantes; ella era adorada por doctores y cirujanos, también por parteras. También era adorada por los que se bañaban, o tenían temazcales en sus casas. Todos ponían la imagen de esta diosa en sus baños.